Información

Pros y contras de los diferentes tipos de collares para perros


Holle ha sido dueño de dos Akitas y ha entrenado y criado perros durante décadas.

Comprar un collar de perro

Un collar es a menudo la primera herramienta de adiestramiento de perros que usa un dueño, por lo que puede ser muy importante. Si está buscando collares para perros, la siguiente información puede ayudarlo a tomar una decisión informada.

Nuestra historia de compras

Uno de nuestros grandes daneses adultos, Grendel, se había vuelto demasiado grande para su collar de perro, así que tuvimos que buscarle uno nuevo. También tuve que encontrar uno para Shylock, uno de nuestros cachorros de gran danés. Tímido es el cachorro que tenemos, así que solo tenía que tener un collar, ¿verdad? Nos llevamos al cachorro para asegurarnos de conseguir el tamaño correcto.

Guau. Mi esposo y yo estábamos bastante abrumados por la cantidad de opciones que enfrentamos. Vimos collares para perros de todos los estilos y colores imaginables, junto con muchas correas y arneses. Comprar Grendel fue fácil, ya que solo queríamos un collar de nailon rojo liso para él.

Sin embargo, quería algo un poco diferente para Shylock. Es negro, y pensé que un modelo rojo brillante le quedaría bien, y quería que tuviera algún tipo de diseño o motivo. Finalmente nos decidimos por un collar de perro pirata. Básicamente es un collar negro con ribete rojo. En la parte negra hay calaveras y tibias cruzadas. ¡Se ve muy bien en nuestro cachorro!

Los collares de nailon para perros tienden a desvanecerse con el tiempo.

Tipos de collares para perros

Hay muchos tipos diferentes de collares para perros. Los materiales más habituales para la confección de collares son:

  • cuero
  • cuero de imitación
  • ante
  • nylon
  • mezclas de nailon
  • lienzo
  • cadenas de metal

Las hebillas suelen estar hechas de metal, pero los collares que se abrochan entre sí suelen tener cierres de plástico. Cualquier collar es tan bueno como el cierre que lo mantiene unido, así que busque un cierre de metal en lugar de uno de plástico. Sin embargo, si su perro es propenso a saltar vallas, jugar en el bosque o hacer travesuras, es posible que necesite un collar con un cierre separable.

Consejo: determine la función

Antes de comenzar su búsqueda, limítelo a dos o tres tipos de collares para perros. Ve primero por función. ¿Por qué necesita el collar y para qué quiere que sirva? Si tienes un perro normal, probablemente bastará con un collar normal.

Consejo: elija un material

A continuación, considere el material del que está hecho el collar. Si su perro se ensucia mucho y / o le encanta jugar en el agua, el nailon será más fácil de mantener que otros materiales.

Consejo: mide el cuello de tu perro

Una vez que se hayan tomado todas esas decisiones, deberá medir a su perro para su nuevo collar. A veces es más fácil llevar al perro a la tienda, que es lo que hicimos con Shylock.

Sin embargo, no llevamos a Grendel con nosotros. Medimos alrededor de su cuello con una cinta métrica. A ese número, agregamos dos pulgadas y buscamos un collar de esa longitud. Si su perro es muy pequeño, es posible que desee agregar solo una pulgada a la medida de su cuello.

Para cachorros

Cuando esté comprando collares para cachorros, elija uno que sea estrecho y liviano. Recuerda que el cachorro probablemente no esté acostumbrado a llevar algo alrededor del cuello, por lo que al principio podría resultarle molesto el collar. Si el collar es pequeño y liviano, lo más probable es que al cachorro le resulte más fácil de aceptar.

Consejo: acomódese para el crecimiento

Además, debe pensar en el crecimiento al comprar collares para cachorros. Los cachorros crecen rápidamente, especialmente las razas de perros grandes. ¡Nuestros cachorros de gran danés están creciendo a un ritmo alarmante! Para Shy, elegimos un collar ajustable que podrá usar durante algunas semanas. Ojalá.

Resista la tentación de comprar un collar largo y pesado para su cachorro pequeño o joven. Claro, no necesitará reemplazarlo con tanta frecuencia, pero no será tan cómodo de usar para su cachorro.

Consejo: revise el collar con frecuencia

Debido a que los cachorros crecen tan rápido, deberá verificar el ajuste del collar al menos una vez a la semana. Asegúrese de que pueda colocar dos dedos debajo del cuello, como promedio. Con las razas de perros pequeños, debe poder caber un dedo, para las razas de perros de tamaño mediano, debe poder caber dos dedos, y para las razas de perros grandes, debe poder colocar tres dedos entre el cuello del perro y el collar.

Tampoco querrás que quede demasiado suelto. El collar debe estar bastante ajustado, pero no debe estar apretado. Los collares para perros que se encuentran en cualquiera de los extremos pueden ser peligrosos. Los collares demasiado apretados pueden incrustarse en la carne del canino y los collares demasiado sueltos pueden deslizarse sobre la cabeza de su cachorro. Eso podría ser fatal si camina entre el tráfico.

Los collares demasiado sueltos también pueden presentar riesgos de asfixia. Los cachorros son curiosos y les gusta todo, y un collar demasiado suelto podría engancharse en algo y provocar asfixia o estrangulamiento.

Arneses

Una opción en lugar de usar un collar estándar cuando pasea a su mascota es un arnés para perros. Los arneses para perros son más fáciles para su mascota, ya que ejercen poca o ninguna presión sobre la garganta, según el estilo.

Consejo: obtenga un arnés para perros con tráqueas sensibles

Puedes encontrar arneses para perros que distribuyen la presión sobre el pecho, los hombros o incluso el trasero. Al igual que los collares para perros, los arneses pueden estar hechos de nailon, cuero, gamuza o malla deportiva. Algunos incluso están forrados con piel sintética.

Un arnés para perros es una buena opción para los cachorros que no están entrenados con correa. Es una excelente manera de acostumbrar a un cachorro a caminar a tu lado, sin que tenga miedo de la presión de la correa en un collar estándar.

Los arneses son ideales para perros pequeños

Los arneses también son buenos para perros pequeños. Los perritos diminutos tienen cuellos diminutos que podrían lesionarse fácilmente por tirones accidentales de las correas, pero debido a que un arnés coloca el estrés en otra parte del cuerpo del perro, es una opción más segura.

He visto a algunos dueños de perros grandes usar arneses también, pero un arnés para perros estándar proporciona menos control que los collares. Si controlar a su mascota es un problema, un arnés probablemente no sea una buena idea.

  • Ventajas: Un arnés para perros proporciona comodidad al perro y reduce la tensión en el cuello, la garganta y la tráquea. Los arneses forrados también pueden ayudar a que los perros temerosos se sientan más seguros.
  • Desventajas: Un arnés típico no le da al manejador tanto control del animal como lo hace un collar de perro. Algunos perros son difíciles de colocar con un arnés.

Cómo colocar un arnés para perros

Cuero

Muchos dueños de perros prefieren los clásicos collares de cuero para perros para sus mascotas. Debido a que el cuero es un material natural, a menudo es menos irritante que otros materiales. Algunos propietarios piensan que sus perros no pueden mojarse con un collar de cuero, pero eso no es cierto. Siempre que el cuero se trate correcta y regularmente, un collar de perro de cuero puede soportar la humedad y durará años. Por supuesto, es mejor quitarle el collar cuando bañe a su perro.

Los collares de cuero para perros están disponibles con tachuelas de metal, puntas de metal, cascabeles y estampado. También vienen en varios colores y estilos. La mayoría de los collares de cuero son planos, pero también se pueden encontrar versiones redondas o enrolladas. Los cuellos redondos son más suaves para el pelaje del perro. Obviamente, los cuellos de cuero gruesos pueden ser muy pesados, por lo que querrá tener en cuenta el grosor, junto con el ancho, del collar.

  • Ventajas: Los collares de cuero para perros están hechos de materiales naturales, por lo que son más amigables con la tierra. También son más cómodos para la mayoría de los caninos y son la mejor opción para un perro con piel súper sensible.
  • Desventajas: Estos collares para perros suelen ser más caros que los fabricados con materiales artificiales. También son más difíciles de limpiar y mantener y pueden oler bastante. Si tiene un cachorro en la casa, también le gustará masticar un collar de perro de cuero.

Cuidado y mantenimiento del cuero

Como dije, debes cuidar adecuadamente un collar de perro de cuero si quieres que dure toda la vida de tu perro. Los collares de cuero para perros vienen en dos tipos de cuero: cuero acabado y cuero sin terminar.

Si su collar no indica qué tipo de cuero es, puede saberlo por la apariencia. El cuero terminado tiene un acabado brillante o brillante, mientras que el cuero sin terminar es opaco. Ninguno de los tipos de cuero es un gran fanático del agua, pero el cuero acabado generalmente puede manejarlo mejor.

Cómo limpiar un collar de perro de cuero

  1. Use un paño húmedo para limpiar el barro seco y la suciedad O aplique una pequeña cantidad de jabón suave a las manchas y frote suavemente con un cepillo pequeño de cerdas duras.
  2. Elimine los restos de jabón con otro paño limpio humedecido con un poco de agua.
  3. Pula el brillo con un paño suave y seco.
  4. Una vez que el cuello esté seco al tacto, trata el cuero con un acondicionador o conservante.
  5. Pula de nuevo hasta que brille.

Para cuellos hechos de cuero sin terminar, use jabón para silla de montar. Trabaja el jabón para silla de montar en el cuello con un suave levemente paño húmedo. Limpia el jabón para silla de montar con un paño seco. No use un paño húmedo para esto a menos que sea absolutamente necesario. Una vez que el collar de cuero esté limpio y seco, frótelo con un aceite o conservante hecho especialmente para cuero.

Nylon

Los collares de nailon para perros son quizás los collares para perros más populares del mundo. El nailon es resistente y duradero, y los collares de nailon manejan bien el agua. También son muy fáciles de limpiar y, por lo general, son menos costosos que los collares de cuero para perros.

Para limpiar estos collares, puede usar agua y jabón común, pero asegúrese de enjuagar el collar lo suficientemente bien para eliminar cualquier residuo de jabón que pueda irritar la piel de su perro.

Los collares de nailon para perros vienen en prácticamente cualquier color que se te ocurra, incluidos sólidos, rayas, estampados de animales salvajes, diseños geométricos, florales y otros estampados. También es fácil encontrar una amplia variedad de selecciones. Otra ventaja de los collares de nailon es que a menudo son ajustables, en más de una muesca o dos. Además, es fácil encontrar correas que coincidan exactamente.

Puede encontrar collares de nailon para perros con todo tipo de adornos, que incluyen tachuelas de metal, puntas de metal, bordados, campanas e incluso amuletos que cuelgan. Los cuellos también pueden estar decorados con pedrería o abalorios de fantasía.

  • Ventajas: Son económicos, fuertes y duraderos. Vienen en una amplia gama de tamaños, colores y estilos. También es fácil encontrar correas que combinen con los collares. Estos collares son fáciles de limpiar y mantener.
  • Desventajas: Pueden irritar la piel y romper los tallos del pelo del pelaje. Los cuellos de nailon tienden a perder su apariencia con el tiempo, ya que la tela comienza a deshilacharse en los bordes y el color original se desvanece.

El plastico

Básicamente, existen dos tipos de collares de plástico para perros. En realidad, uno está hecho de plástico, mientras que el otro está hecho de otro material y luego se recubre con plástico.

Los collares de plástico para perros son divertidos y baratos, y vienen en todo tipo de diseños, incluidos temas de vacaciones. Estos collares tienen más fines decorativos que para controlar al canino. Como son tan económicos, se pueden cambiar con frecuencia para que combinen con la ropa para perros.

Los collares recubiertos de plástico son una historia diferente. Muchos de ellos están hechos de nailon y tratados con un revestimiento de plástico para brindar una protección superior. Un collar de buena calidad de este tipo puede ser completamente impermeable, resistente y fácil de limpiar. Estos no son el tipo de collares para perros a los que me refiero a continuación. Ahí, me refiero a los collares de plástico baratos para perros.

  • Ventajas: Este tipo de collar es muy económico y viene en una amplia variedad de colores. Los collares son impermeables y extremadamente fáciles de limpiar.
  • Desventajas: Estos collares para perros suelen estar mal hechos, por lo que no son muy resistentes.

Collares con pinchos

Supongo que mi primera introducción a los collares de perro con púas fue a través de dibujos animados de televisión. Recuerdo haber visto a bulldogs grandes y duros con esos collares. En ese entonces yo era solo un niño, y siempre me pregunté por qué el dueño de una mascota elegiría un collar con púas.

Cuando mi padre compró un perro guardián pastor alemán para su tienda, le puso un collar con púas y le pregunté sobre su elección. Sintió que un intruso tendría problemas para agarrar el collar de su perro si estuviera incrustado con púas de metal.

Entiendo la razón por la que mi padre quería usar un collar de este tipo, pero ese no era el propósito original de los collares de perro con púas. La razón por la que se desarrollaron fue para proteger al usuario canino de los ataques de otros perros y animales salvajes, como los lobos. Debido a las púas que sobresalen, es difícil para un animal atacante agarrar el cuello de un perro cuando el perro lleva un collar con púas.

Por supuesto, no es necesario que tenga una razón para usar collares de perro con púas, o cualquier otro tipo de collares de perro, para el caso. A muchas personas les gusta cómo se ven ciertos collares en sus mascotas.

Los collares con púas, por ejemplo, a menudo dan la impresión de dureza, por lo que a menudo se eligen para perros grandes, especialmente cuando los perros cumplen el papel de guardianes. Por otro lado, algo así como un collar de perro con pinchos de color rosa en una raza como un caniche de juguete puede ser un buen tema de conversación.

  • Ventajas: Los collares de perro con púas pueden ayudar a prevenir lesiones en el cuello de otros animales a su mascota. También se ven duros y las púas dificultan que el perro sea agarrado por el collar.
  • Desventajas: Las puntas de metal pueden ser peligrosas. Pueden dañar a los seres humanos y a otras mascotas, incluso durante el juego. También pueden causar estragos en el interior de su hogar y en sus muebles.

Collares a medida

Hay muchos lugares en línea donde puedes comprar collares para perros personalizados, y muchos están hechos a mano. En la mayoría de los casos, los clientes tendrán una gran variedad de tejidos y materiales.

Las que he visto incluyen nailon, cuero, algodón, lona, ​​piel sintética, cinta, gamuza y gamuza sintética. El cliente también determina las hebillas que se utilizarán, la longitud del collar, el grosor del collar y el ancho. Muchas empresas que ofrecen collares para perros personalizados también ofrecen correas y ropa de cama para mascotas a juego.

Puede diseñar y pedir prácticamente cualquier cosa que desee, ya sea un collar simple y fuerte para un perro gigante difícil de ajustar, o un collar elegante con tachuelas de diamantes de imitación para un perro mimado. Probablemente también podrá agregar amuletos para colgar o clips con joyas a los collares.

Collares personalizados

Muchos propietarios prefieren comprar collares de perro personalizados para sus amigos peludos. Estos collares pueden mostrar el nombre de la mascota o el nombre del dueño, o ambos. Obviamente, esta información sería útil si el perro se pierde alguna vez. Es posible que desee un collar personalizado solo porque es atractivo, sin siquiera considerar los posibles beneficios funcionales.

Hay muchas formas de personalizar un collar de perro.

  • Compre un collar de perro de nailon liso y agregue sus propios diamantes de imitación con pegamento E6000.
  • Los colores de cuero resistente a veces se realzan con una placa de latón que se puede grabar con el nombre del perro.
  • Si sabe coser, puede hacer su propio collar de tela y bordar el nombre de su mascota en el collar.
  • Los cinturones de cuero viejos se pueden convertir fácilmente en collares de perro personalizados. Simplemente corte el cinturón a la longitud requerida y use un kit de tachuelas de metal para hacer el nombre del perro con pequeños clavos de metal.
  • A veces, puede encontrar los kits en las tiendas de un dólar y siempre puede encontrarlos en las tiendas de suministros para manualidades.

Cadena de estrangulamiento

Cadena de estrangulamiento, collar de estrangulamiento y cadena de verificación son términos que se utilizan para describir un collar hecho de eslabones de cadena. La mayoría de estos collares para perros no incluyen ningún tipo de "stop". En otras palabras, el collar se vuelve más y más apretado a medida que se ejerce más presión. Un collar de estrangulamiento puede ser muy efectivo, pero si se usa incorrectamente, puede dañar o incluso matar al animal.

Los collares estranguladores también son conocidos por dañar el abrigo alrededor del cuello. Sin embargo, hay algunos collares de estrangulamiento que tienen tela tejida a través de la malla metálica, lo que evita que el collar dañe el pelaje del perro. Sin embargo, incluso esos collares pueden ser dañinos para tu perro.

Una cadena de estrangulamiento debe usarse con cuidado. En lugar de aplicar una presión constante, el manejador debe usar un movimiento de toma y daca. Además, el collar debe estar alto en el cuello, justo debajo de la mandíbula del perro.

  • Ventajas: Estos collares suelen ser económicos y son prácticamente de talla única. También pueden ser muy eficaces en el manejo de perros tercos y son rápidos y fáciles de usar.
  • Desventajas: Cuando se usa incorrectamente, una cadena de estrangulamiento puede dañar al perro. Además, las cadenas de mala calidad a menudo se oxidan. Estos tampoco son los collares para perros más atractivos del mercado.

Collar de martingala

Un collar de martingala es una especie de híbrido, que combina las ventajas de un collar normal con las de una cadena de verificación. Estos collares para perros fueron diseñados originalmente para razas de perros con cabezas pequeñas en proporción al tamaño del cuello.

Cuando la cabeza de un canino es más pequeña que su cuello, es fácil que el perro se salga de un collar normal. Un collar de martingala aborda el problema apretando cuando la correa ejerce presión sobre el collar. El perro recibe una retroalimentación negativa (un collar apretado) cada vez que tira con demasiada fuerza. Recibe una recompensa, un collar suelto, cuando se comporta correctamente.

Aunque este tipo de collar de perro se fabricó específicamente para razas de perros como el galgo, el Borzoi, el lebrel, el Sloughi, el Saluki y otros lebreles, a muchos propietarios de otras razas les gusta usar un collar de martingala. Proporciona un control adicional, pero no es tan duro como un estrangulador o una cadena de control. Con un collar de martingala típico, la parte principal del dispositivo es como un collar normal, a menudo hecho de cuero.

Una pequeña parte del collar es un círculo de cadena. Cuando se ejerce presión con la correa, el collar se aprieta más, pero cuando se libera la presión de la correa, el collar se afloja.

  • Ventajas: Un collar de martingala proporciona al propietario más control. Estos collares para perros son menos duros que las cadenas de control o los collares de estrangulamiento. El collar solo quedará tan apretado, a diferencia de una cadena de estrangulamiento. Los collares de martingala se deslizan sobre la cabeza del perro, sin tener que molestarse con cierres o broches.
  • Desventajas: Estos collares a veces son caros. También pueden ser difíciles de encontrar localmente.

Collar de diente

Si tienes un perro difícil de manejar, es posible que desees considerar un collar con puntas. También llamado collar de pellizco, estos collares para perros proporcionan al manejador humano un mejor control del animal.

Un collar típico de este estilo está hecho de metal, a menudo acero inoxidable. Dentro del collar hay puntas sin filo. Cuando el perro tira de la correa, las puntas ejercen presión sobre el cuello. La mayoría de los entrenadores ven estos collares como más humanos que los collares de cadena de estrangulamiento, aunque algunos ven los collares de pellizco como soluciones temporales.

Para que el collar de dientes funcione de manera adecuada y segura, debe estar correctamente colocado y usado correctamente. Si no es así, puede causar lesiones en la tráquea. Antes de usar este tipo de collares para perros, debe aprender a usarlos de la manera correcta.

Realmente es mejor trabajar junto con un adiestrador de perros, al principio. Él o ella puede enseñarle a usar el collar de manera efectiva y humana.

Un collar de dientes funciona con el mismo principio que el collar de martingala. Para ser honesto, los cuellos de punta y los cuellos de pellizco dan miedo, por lo que probablemente recibirás algunas miradas de desaprobación. Si cree que eso va a ser un problema, es posible que desee elegir otros tipos de collares para perros.

  • Ventajas: Los collares de pellizco y pellizco brindan a los manipuladores más control, mientras que son más humanos que los collares de cadena de estrangulamiento. Con este dispositivo, el perro es castigado y recompensado con sus propias acciones.
  • Desventajas: Estos collares pueden ser costosos y difíciles de encontrar localmente. Es probable que obtenga reacciones negativas. Un collar de este tipo debe colocarse y utilizarse correctamente.

Collar de choque

Un collar de choque es un collar electrónico que funciona con una batería. El receptor está incrustado en el collar y el propietario, entrenador o manipulador sostiene el mecanismo de envío, o transmisor.

Los diferentes modelos de estos collares tienen diferentes gamas y algunos son impermeables. También hay algunos modelos que permiten a un guía señalar a dos perros desde el mismo aparato.

Hay mucho debate sobre los collares de choque y si son humanos o no. He entrenado a numerosos caninos y he usado un collar de choque en algunos. Prefiero un collar de choque que tenga un dial para controlar la cantidad de choque que recibe el perro, junto con una alarma sonora que no produce ningún choque.

Antes de que usáramos un collar de choque en nuestros perros, mi esposo primero lo probó en sí mismo. Ajustamos la configuración para que produjera un cosquilleo muy leve, y solo tuvimos que usar la función una o dos veces. Después de eso, la alarma sonora fue suficiente para recordarles a los furkids qué hacer y qué no hacer.

En mi opinión, un collar electrónico para perros es valioso y eficiente. en las manos adecuadas. En las manos equivocadas, es un dispositivo de tortura. Nunca uses un collar de choque en un cachorro. Si lo hace, terminará con un animal tímido y temeroso.

Incluso cuando use un collar electrónico en un perro grande o gigante, siempre pruebe primero la alarma sonora. Si eso no funciona, comience a usar la función de descarga en la configuración más baja. No quieres lastimar al perro, solo quieres llamar su atención.

Además, NUNCA deje un collar de este tipo en el perro a menos que esté con el animal. El botón podría de alguna manera presionarse accidentalmente, causando una incomodidad extrema al canino.

  • Ventajas: Un collar de choque puede ser extremadamente efectivo para enviar señales desde largas distancias. El guía puede ajustar la cantidad de corriente o usar un sonido solo, sin impactar al perro.
  • Desventajas: Estos collares para perros pueden ser muy costosos y pueden ser demasiado duros. También deberá comprar un collar para el uso diario, como collar electrónico. no debería ser usado todo el tiempo.

Collar de cabeza

Un collar para la cabeza es otro de los tipos de collares para perros que proporcionan más control al guía. En caso de que no esté familiarizado con él, un collar para la cabeza es muy similar a un cabestro que se usa en los caballos. Se ajusta alrededor de la cabeza del canino y la parte inferior es la parte que está unida a la correa. Al usar este dispositivo, estás controlando la cabeza de tu perro, no todo su cuerpo. Por supuesto, el cuerpo seguirá dondequiera que lleve la cabeza.

Un collar para la cabeza puede ser una herramienta eficaz para el adiestramiento de perros, pero tendrás que ser paciente, ya que la mayoría de los caninos no los aceptan fácilmente. También deberá asegurarse de que el collar se ajuste correctamente y que sepa cómo usarlo para evitar dañar el cuello del perro.

También tendrás que ser diligente mientras tu perro camina con una correa y un cabestro. Por ejemplo, si Rover tiende a volverse loco cuando ve una ardilla, podría correr emocionado tras el roedor peludo y ser detenido dolorosamente una vez que haya agotado la longitud de la correa.

Debe anticipar los problemas que puedan surgir.

  • Ventajas: Los collares para la cabeza tienen un precio razonable y le brindan mucho control. Muchos entrenadores los consideran más humanos que los collares de dientes, las cadenas de estrangulamiento y los collares de choque.
  • Desventajas: Estos collares pueden causar lesiones en el cuello si se usan incorrectamente. El collar solo debe usarse mientras el perro esté atado o esté siendo supervisado de cerca. A muchos perros también les resulta difícil aceptar un collar para la cabeza.

Collar de ilusión

El collar Illusion fue creado y desarrollado por Cesar Milan, el famoso susurrador de perros de la televisión. El collar está diseñado para ser utilizado como una ayuda para el adiestramiento de perros, para ayudar a los caninos a aprender a caminar con una correa correctamente.

Como explica Milan, la mayoría de los collares para perros descansan en la base del cuello, donde el poder de tracción del animal es grande. Un manejador tendrá más control si el collar está en la parte superior del cuello, justo debajo de las orejas. El Illusion Collar es una especie de arnés de perro para el cuello. Consta de dos cuellos que se unen mediante piezas verticales. El collar superior es un collar deslizante, y el collar base y los conectores verticales mantienen el collar superior en la posición correcta.

El Illusion Collar no está diseñado para ser utilizado con cachorros o perros pequeños. Tampoco debe usarse con razas de perros que tienen hocicos cortos o problemas respiratorios. Este collar para perros no está diseñado para caninos con cuellos largos y delgados. Viene en tres tamaños y es ajustable.

  • Ventajas: Este collar le da al guía un excelente control, mientras enseña al perro mediante el uso de retroalimentación inmediata positiva y negativa a sus acciones. El collar y la correa son fáciles de limpiar.
  • Desventajas: Estos collares para perros no son baratos y la selección de colores es muy limitada. Si su perro pesa menos de dieciocho libras, no se recomienda el collar ilusión.

¿Cuál es el mejor?

No hay una respuesta sencilla a esa pregunta. Depende de su perro, su comportamiento y de sus preferencias y presupuesto personales. Para un collar de perro versátil y económico, es difícil equivocarse con el nailon. Por otro lado, si tu perro tiene piel sensible, un collar de cuero podría ser una mejor opción.

Si su perro es difícil de controlar con la correa, el uso de una cadena de control, un collar Illusion o un collar con puntas le proporcionará más control. Si su perro tiene la cabeza pequeña, un collar de martingala podría funcionar mejor para usted. Si decide que necesita uno de los collares que mejore su nivel de control, asegúrese de saber cómo usarlo sin dañar a su mascota.

Realmente, los mejores collares para perros son los que mejor funcionan para ti y tu mascota, así que piensa en tus necesidades específicas antes de comprar. Si no tiene algunas ideas de antemano, lo más probable es que se sienta frustrado y confundido con tantas opciones de collares para perros.

FJ el 4 de febrero de 2019:

El nombre shylock es antisemita.

Holle Abee (autor) desde Georgia el 31 de enero de 2019:

¡Gracias, Joe!

Joe enemigo el 29 de enero de 2019:

¿A qué te refieres hermano? Este es el mejor artículo de collar para perros que he leído

Poca el 22 de agosto de 2017:

No soy fanático de los collares para perros separatistas. Digamos que está afuera paseando a su perro, su perro ve un gato o una ardilla u otro perro. y se dispara, el color se rompe y ataca y mata a ese animal, tú tienes la culpa. Los arneses también son una muy mala idea. Hace años y estoy hablando de hace unos miles de años, pusimos perros a trabajar. Les ponemos arneses para tirar de cosas por nosotros. Entonces, cuando le pones un arnés a un perro, instintivamente le dice al perro que tire. Cada vez que veo a un perro con un arnés, están tirando de su dueño por la calle.

Randy Godwin desde el sur de Georgia el 11 de agosto de 2017:

Pero pensé.........

Holle Abee (autor) desde Georgia el 11 de agosto de 2017:

Lo siento, Jay, pero no tengo experiencia con collares de cuerda. ¿Quizás podrías preguntarle a tu veterinario?

Jay Clouse el 10 de agosto de 2017:

Hola Holle, gracias por el útil artículo. :) Solo tengo curiosidad por saber algo sobre collares de cuerda. Estoy considerando comprar collares de cuerda trenzada para los perros pequeños de mi novia, pero me preocupa un poco si serán dañinos, ya que a uno de ellos le gusta tirar de la correa cuando camina.

Holle Abee (autor) de Georgia el 29 de julio de 2017:

Kate, ¡gracias por tu opinión sobre los collares para perros!

Kate el 28 de julio de 2017:

Como alguien que ha trabajado con perros antes, no puedo recomendar un collar de choque a nadie, incluso para el uso de entrenamiento. La mayoría de los entrenadores han descartado el uso de refuerzo negativo en perros por una buena razón: puede ser peligroso para la salud física / mental del perro, y no es tan efectivo como lo contrario.

Cuando era más joven, mi familia usaba un collar de choque para mantener a uno de nuestros perros en el patio. Llegó el punto en que podíamos quitarle el cuello para llevarlo a caminar por el vecindario, pero se resistía violentamente (y lloraba fuerte como si le doliera) pasar la línea que SABÍA que le enviaría una sacudida en la garganta. Cada vez que escuchaba un pitido similar al que emitía el collar como advertencia, perdía el control intestinal por completo (ya fuera el collar en sí o algo en la televisión).

También quiero compartir que usar un collar de dientes es mucho más seguro para el perro que usar un collar "normal". (Regular significa cualquier cosa que sea una banda lisa). Disuade a tirar de otro collar que no lo haga. Se realizó un estudio en Alemania en 100 perros desde el nacimiento hasta la muerte. A 50 se les dieron collares planos, a 50 se les dieron puntas. De los 50 collares planos que recibieron, casi todos desarrollaron cicatrices traqueales y problemas de espalda por traumatismos. De los 50 que usaron el diente, 48 no tenían daño en la garganta y los dos restantes demostraron tener una predisposición genética a los defectos del cuello.

Dicho esto, sí, parece aterrador usar una clavija, pero cuando sopesas la diferencia entre la salud de tu perro y los ceños fruncidos de extraños que no tienen idea de los peligros que puede proporcionar un collar frente a otro ... sé cuál elegiríamos los amantes de los perros. :)

Holle Abee (autor) desde Georgia el 22 de febrero de 2017:

David, como mencioné en el artículo, usamos el collar de choque en nosotros mismos antes de colocarlo en los perros. Lo ajustamos a un "cosquilleo". A partir de ese momento, solo tuvimos que usar la alarma sonora. Y nuestros perros pesan entre 170 y 200 libras. Como también dije, un collar de choque es cruel cuando se usa incorrectamente. ¡Gracias por leer!

David Halton el 22 de febrero de 2017:

Cualquiera que te diga que pruebes un collar de choque debe ponérselo alrededor del cuello y ponérselo a toda potencia .bastards.

Elizabeth Parker desde Las Vegas, NV el 12 de agosto de 2013:

¡Vaya, qué centro educativo! Me encanta el arnés, especialmente con los perros "corredores", pero lo que no sabía es que si un perro está lo suficientemente decidido, ¡PUEDE escapar de ellos! El mío lo hizo en medio de un registro de estacionamiento, ¡afortunadamente lo atrapamos!

Estoy de acuerdo con lo que dijiste sobre los collares de choque si caen en las manos equivocadas. Algunas personas los usan como castigo, lo que tiene un efecto TAN adverso que a menudo hace que el perro se vuelva violento, pero sé que algunos de los veterinarios con los que he hablado los han usado en sus perros de la manera correcta. Se supone que es como un golpecito en el hombro, no a todo trapo para que les duela.

Cuando obtuvimos uno de nuestros perros, lo adoptamos y llevaba el collar de dientes. En ese entonces no tenía mucha experiencia y no me di cuenta de lo dañinos que pueden ser. Poco después, fue reemplazado por el arnés. ¡Mucho mejor! ¡Votado!

Rose Clearfield de Milwaukee, Wisconsin, el 11 de agosto de 2013:

¡No esperaba una descripción tan completa! Lo has cubierto todo. Gracias por el gran recurso.

Deonne Anderson de Florence, SC el 10 de agosto de 2013:

Gran eje en collares para perros. Aprendí sobre el tipo de collar que necesito para mis perros ¡Gracias! Votado y útil.

drbj y jerez desde el sur de Florida el 10 de agosto de 2013:

Vaya, Holle. Siempre pensé que un collar es un collar es un collar. ¿Quien sabe? Ha pasado mucho tiempo desde que tuve que comprar un collar para perros, así que perdona mi ignorancia. Gracias por la extensa educación. Amo las fotos de tus perros.

Holle Abee (autor) desde Georgia el 10 de agosto de 2013:

WND, lo está haciendo muy bien ... ¡y está creciendo a pasos agigantados!

perros mojados desde Alabama el 10 de agosto de 2013:

¡Tantos tipos de collares para perros ahora!

Shy se ve genial. ¡Y grande!


Nuestras 3 mejores selecciones

Para aquellos que no están seguros de encontrar los collares de dientes perfectos para perros, hemos recopilado nuestros tres mejores.

Collar de entrenamiento Herm Sprenger Prong Ultra-Plus

Herm Sprenger es una de las marcas más populares cuando se trata de cuellos de entrenamiento. Su collar Ultra-Plus Prong ha conquistado el mundo. El collar es una herramienta de entrenamiento segura y eficaz para su perro. Se adapta fácilmente a perros que tienen un cuello de alrededor de 14 pulgadas.

Además, el collar es bastante duradero ya que cuenta con un cromado de acero. Esto asegura que el collar dure durante todo su período de entrenamiento. La mejor parte es que el collar viene con una placa central. Esto le permite corregir la distribución de la presión para que las puntas no pinchen la piel del perro.

Además, el collar está disponible en varios tamaños diferentes, incluido el tamaño fino y extra pesado. Con todo, la artesanía alemana de alta calidad del Herm Sprenger lo convierte en nuestra mejor opción.

Herm Sprenger Dog Collar with Quick Release Snaps

Another one from Herm Sprenger, this collar is quite similar to the first one. The only difference is that it includes quick release snaps. As a result, it is much easier to size and fit the collar as you can easily open the links and close them.

This collar also includes a high-quality chrome coating over steel construction. Consequently, you get a collar that is highly durable and will last your years. It comes highly recommended by trainers that have tested it out themselves. Furthermore, it measures about 21 inches in length which makes it perfect for accurate sizing on dogs with larger necks.

Pettom Dog Prong Training Collar Adjustable Choke Chain

The Pettom Dog Prong Collar is yet another amazing training collar that is available at a very affordable price. It features adjustable chains that are total 22 inches in length. This allows you to add or remove links to adjust to your dog’s size. Also, the surface and construction of the collar are corrosion-resistant. This ensures that the collar will be unaffected by nature and its elements.

Furthermore, the collar features a nylon loop which is much more comfortable than the metallic chain design. The quick release buckles make it easier for you to put the collar on or off. The 2 D-rings allow you to attach the leash conveniently.


The shock type of anti-bark collar has been around for decades and set the path for the variety of collars on the market.

Shock collars come in both remote controlled and automatic.

Sometimes called static shock collars, automatic shock collars send a short static interruption to the dog’s neck area when the sensors on the collar detect barking. When used properly, these types of collars can be effective at deterring unwanted or unsafe behavior. However, this type of collar is non-discriminating and will go-off even when your dog is barking for a valid reason.

Remote control shock collars, on the other hand, are operated by you through a wireless remote. You can adjust the intensity of the shock, which some people find to be an inhumane way of training dogs. If you are concerned about hurting your dog, you might consider a collar-less approach, such as an ultrasonic training tool.

Shock collars are available for all size dogs and offer various levels of intensity that can be adjusted manually or automatically.

We suggest that you do not use this type of collar on your dog until he understands commands like sit and stay. Ensuring he comprehends what you’re asking him to do before using a static shock collar, your dog can associate the negative behavior and the adverse stimulus, the shock.


The Safest Types of Dog Collars (and the Most Dangerous)

You may not be aware of the many kinds of dog collars and harnesses available today - harnesses designed for leash-pullers, and collars for escapers - which comply with positive training methods and are not abrasive to dogs.

What type of collar should your dog wear? It depends on your dog, your personal taste, and your training goals, philosophies, and needs. But from our force-free perspective, there are some types of collars we wholeheartedly endorse, some we support with caution, and some that we regard as unnecessary and risky.

The Most Dangerous Dog Collars

Let’s get these out of the way first. We recommend that you never use collars that are designed to work through the application of pain, discomfort, or aversive sensations, including:

  • Choke chains
  • Prong collars
  • Shock collars (training or no-bark)
  • Citronella spray collars
  • Any other collar designed to force compliance.

There are numerous current marketing attempts to make these collars more palatable to the public, including attractive, colorful cloth covers for prong collars, rubber tips for the prongs, and euphemisms for shock that range for “stim” and “tickle” to “e-collar” and “e-touch.”

In fact, shock-collar sales reps are quite skilled at convincing their clients that the application of an electrical stimulation doesn’t really hurt, while old-fashioned trainers are equally skilled at convincing these clients that the use of force is necessary to train a dog properly. Don’t be fooled. Shock hurts. And recent studies overwhelmingly support the position that, while old-fashioned, force-based training methods can work, they also come with a significant risk of causing injury (choke chains are known to damage canine tracheas) and creating behavioral problems, especially fear and aggression. These tools and the old-fashioned ways they are typically used often result in shutting dogs down – not something we want to see in our dogs. In contrast, we value confident dogs who are willing to offer behavior, something that many dogs who have been trained with behavior-suppressing methods don’t often do.

The bottom line with all these collars is that they work because they hurt or intimidate your dog – not a good training philosophy.

Dog Collars for Special Situations: Not for Every Dog

Then there are the products we would support the use of, in just the right situation, and in the right hands.

Head Halters or Head Collars

While there are many different varieties and brands of head collars, they all function by moving the point of attachment from the dog’s neck to the dog’s head. This gives the handler greater physical control of the dog’s head – and where the head goes, the body follows. A dog who is accustomed to pulling hard on leash with a conventional collar will find that he cannot easily pull while wearing a head collar.

Our first reservation about these collars is that many dogs (perhaps even the majority) find them mildly to extremely aversive. While they look kinder to us than prong and shock collars, if they are aversive to the dog, they are not a force-free training tool.

That said, if the handler takes enough time to properly condition a dog to a head collar, some dogs learn to accept the collars and seem reasonably comfortable with them. Other dogs dislike head halters no matter how much conditioning is done. You can see dogs who have worn these for years but still try to rub them off every chance they get.

Another concern about head halters is that they tend to shut down behavior, so you may think you’re seeing a behavior change when, in fact, the dog is so stressed by the head collar that he stops offering unwanted behaviors. In other words, the discomfort of the collar just suppresses the behaviors you don’t like he hasn’t learned to exhibit the behaviors you enjoy more in order to earn rewards from you. If you try this collar with your dog, be prepared to discover that your dog is one of the many for whom it is not appropriate because it is aversive.

Our final reservation has to do with the fact that this tool can be used to severely injure a dog if used improperly. A handler must never yank or pull hard on the leash, or allow the dog to hit the end of the leash with force when it’s attached to a head halter. Doing so can badly injure the dog’s neck or even paralyze him. It’s critical that handlers are taught how to use this tool properly: gently and with great awareness.

Slip Lead / Show Lead / Loop Lead

These are collars of convenience, often used by animal shelters and rescues, but also often in conformation showing. A slip lead is actually a leash/collar combination, made of a length of nylon or leather with a handle at one end and a ring at the other. The leash is pulled through the ring to form a slip collar at one end. This means that, like a choke chain, the collar part can tighten without limit, so there is potential for choking the dog.

Because dogs in shelters often must be moved quickly without time for collar fitting, this can be an acceptable brief use. (A product with all the convenience and less risk than the slip lead is the martingale variety of the show lead, which can tighten only to a specified point martingale collars are covered below). If shelter dogs are to be taken for “real” walks, more appropriate equipment, such as flat collars or front-clip harnesses, should be used.

Show dogs are presumably trained to walk with their handlers, so while those collars sometimes look tight around a dog’s neck, it’s unlikely the dog is pulling on them the way an untrained dog might on a choke chain.

The slip leads used in shelters and rescues are generally workmanlike and made of sturdy nylon. In contrast, the ones used in shows are usually made with lightweight leather, nylon, or a thin chain. However, the function is the same, and they all have some potential to choke and cause trachea damage if a dog pulls hard and persistently, or if the handler jerks on them, in a way that they were not intended to be used.

Whole Dog Journal‘s Favorite Dog Collars

Without getting name-brand specific, here are the types of collars we do like – and why.

Flat Collar

Your basic flat collar offers you many choices: leather, nylon, cloth in solid colors, patterns, floral, embroidered, holiday-themed, bejeweled, reflective, glowing, padded and with buckle or snap fasteners. You can even order collars embroidered with your phone number, in case your dog goes astray, and others with bow ties for “formal” occasions. A properly fitted flat collar allows you to slip two fingers under the collar (perpendicular to the dog’s neck).

The flat collar is great for everyday use, such as holding ID tags and perhaps for general walking and training purposes. If your dog is a dedicated puller, however, a front-clip control harness is a better choice for walks and training, until she learns how reinforcing it is to stay close to you.

See the “2018 Best Dog Harnesses Review” for Whole Dog Journal‘s harness recommendations if you think your dog is ready for one.

Martingale Collar

Also called a “limited slip” collar, the martingale has a loop that allows the collar to tighten somewhat, but isn’t intended to choke or give “corrections.” The primary purpose of this collar is to prevent your dog from backing out of the collar, as some dogs learn to do with a flat collar. The loop allows the collar to hang comfortably until the dog pulls back, then the loop tightens just enough to keep it from sliding over the dog’s head.

Note: Because the loop can get caught on objects, this collar should only be on the dog under supervision, not left on all the time.

Martingale collars are also commonly called “Greyhound collars,” as they are frequently used with this breed, whose narrow heads make it easy for them to slip out of flat collars. However, a martingale collar can also more securely hold thick-necked dogs, such as Bulldogs, whose necks are as wide as their heads are large.

The martingale collar should be fitted so that when the dog pulls it tightens just enough to prevent the dog from backing out of it, but not so tight that it chokes or restricts breathing in any way.

Safety or Breakaway Dog Collars

This collar has a mechanism that releases under pressure, to prevent accidental hanging if it gets snagged on something, or choking when two dogs are wrestling and playing collar-grab. The double-ring feature allows you to attach a leash without triggering the breakaway function even if your dog pulls hard. This can be a very useful collar, especially if your dog plays with other dogs who like to grab collars.

The downside is, if you have to grasp the collar suddenly in an emergency, it will come open and pull free from your dog’s neck. Therefore, while it can be useful, it does have limited application, and should not be used if you are in an open space where you may need to grab the collar.

Dog Collars for Unique Situations

Dogs who have extremely thin coats may benefit from wearing a fleece-lined collar, which won’t rub their hair off like many other materials can. Our favorite fleece-lined collars come from Planet Dog. Note that the fleece collars don’t come in a size suitable for tiny dogs, however.

Big, strong dogs who are allowed to pull strongly on leash, such as some dogs who work in law enforcement, tracking, and personal protection, are generally fitted with extra-wide collars, which disperse the pressure over a wider area on the wearer’s neck to prevent injury. Buckles on these collars are generally made with one or two metal tongues, rather than plastic or metal side-release buckles, for greatest strength. Check out the offerings from Blocky Dogs.

It can also be difficult to find collars that fit tiny dogs well – and often, when you do find a really small collar, the ring is so tiny that it’s hard to attach a leash or ID tag. We like this source for stylish small-dog collars.

Nix the jingling! We like collars that can be ordered with your contact information stitched right into the fabric, like these washable, durable bamboo collars from snazzyfido.com.

Avoid These Common Dog Collar Dangers

Even the best collars have the potential to cause harm to your dog if not used wisely. Here are some tips and cautions for proper, safe collar use:

1. Don’t Leave Collars on Unattended Dogs

Any collar left on an unattended dog has the potential to catch on something and hang the dog. In fact, some agility and barn hunt venues don’t allow dogs to wear collars while they are running the course, for fear that the collar could get caught on something. It is also possible for a dog to get her lower jaw caught in the collar.

While hanging potential is greatest with a choke collar (yes, this sadly happened to a St. Bernard of mine when I was young and too dumb to know better), it can also happen with regular flat collars. I do leave flat collars on my dogs – the tradeoff is that if you remove collars, your dog has no visible identification and may be harder to capture if she does somehow escape. You have to decide what hazard is a more likely threat to your dog’s safety.

2. Don’t Leave Collars on Playing Dogs

Dogs who are playing together can get tangled in each other’s collars, especially if they engage in mouthy play. This, also, happened to one of my dogs: while Darby and Keli were playing, Keli got her jaw caught under Darby’s collar and then spun around, twisting the collar so that Darby was being choked. Fortunately, I was able to pick up Keli and un-spin her, releasing the tension on the collar and allowing the dogs to separate. Neither dog was harmed – but it could have been significantly worse. Dogs have broken their jaws, and others have choked to death in this way.

If you feel you must leave a collar on your dog when he’s playing with other dogs – say, at a dog park – make sure it has a quick-release buckle, or better yet is a safety or breakaway collar, which will release under pressure.

3. Watch Out for Tags on Collars

Dangling tags can catch on crate wires and heater vents. You can tape tags to the collar so they don’t dangle, or look for a dog tag “pocket” that holds the collars flat against the collar. Slide-on ID tags are available from a variety of sources, including this one. Alternatively, you can use a collar with your number stitched on it, or use a light-weight ring for the tags that will bend and release under pressure.

Now Go Find that Perfect Dog Collar!

If you need help deciding what’s best for you and your dog, find a good force-free trainer who can guide you in making collar decisions that are compatible with your training goals and philosophy.

I’m sharing a terrific quote that was passed on to me, offered by trainer Nicolas James Bishop at a recent conference of the Association of Professional Dog Trainers in Australia:

“Punishment gets compliance reinforcement gets cooperation.”

Keep this in mind as you choose your dog’s collar!


What are the Pros and Cons of Shock Collars for Dogs?

Unete a la communidad

Shock collars for dogs are both praised and condemned. Animal activists, and proponents of training based solely on positive reinforcement, frequently cite shock collars as a cruel and ineffective method of behavior modification. Many professional trainers — particularly those who work with retrievers, spaniels, and other bird-hunting dogs — tend to believe the collars cause little discomfort and greatly accelerate a dog’s learning curve. The collars are used for purposes ranging from containment to obedience, but reports on the success or failure of shock collars for dogs are largely anecdotal.

Shock collars for dogs are a key component of what is known as “invisible fencing.” The dog is fitted with a collar — bearing a small, metal stud — that rests against the dog’s neck. A wire buried around the perimeter of a yard or lawn receives a closed-loop radio signal from an electric base unit. If the dog ventures too close to the wire, it feels a vibration or hears a tone. It if ventures further, the dog receives a small shock.

Fans of invisible fencing claim this type of training teaches the dog to stay within boundaries. The rationale is that the small discomfort encountered during the learning process far surpasses the danger of a dog running away, being hit by a car, or becoming lost. The opposing argument takes the position that the pain is unnecessary, and that positive training or the installation of traditional fencing are the dog owner’s responsibility. Most reports indicate that shock collars and invisible fencing do work, but only to a degree. Some dogs become desensitized to the shock, while others respect property boundaries only while wearing the collar.

Anti-bark collars also have advocates and detractors. This type of shock collar for dogs operates on the same principle as the invisible fence collar it delivers a mild shock whenever a dog barks. Dogs do sometimes cease barking via the negative association of pain, but more times than not barking resumes when the collar is removed. The efficacy of an anti-barking shock collar for dogs is in doubt, and detractors believe that conditioning via negative reinforcement might lead a dog toward fearful or aggressive behavior.

Hunting dogs — particularly dogs that retrieve birds — are frequently trained with remote collars. The purpose of these shock collars for dogs is primarily to teach the dog to return when called, to not destroy or consume a bird that has been shot, and to drop the bird at its master’s feet. The collars are controlled by a hand-held remote, are effective over a distance of hundreds of yards, and can be regulated to provide a greater or lesser voltage. A bird-hunting dog trained with a remote collar often exhibits a high degree of skill and obedience, and continues with the desired behavior after the collar is removed.

Trainers believe that shock collars for dogs are very effective in quickly training a dog used for such a specialized purpose. Most are in agreement that misuse teaches a dog to become aggressive or disobedient. Those who object to the use of remote collars tend to feel they cause the animal unreasonable pain. The main contention of people who denounce remote collars is that a retriever can be trained just as well, if not better, using traditional methods. Traditional training is slow, but it was used effectively up until the time remote collars were created.


Ver el vídeo: Arnés o collar para perro. Qué elegir? - Mascotas Nestlé TV (Mayo 2021).